>Luis Noboa y Carlos Nahón fueron rivales de José Francisco Cevallos, que en 2015 les ganó las elecciones por la presidencia de Barcelona. El exarquero, que fue ministro del Deporte en el gobierno de Rafael Correa, en una entrevista con EL UNIVERSO en junio de 2017, siendo ya gobernador de Guayas, designado por Lenín Moreno, llegó a afirmar lo siguiente: «Nunca voy a utilizar a Barcelona como un tema político».

Pero ahora, cuando se acercan las elecciones seccionales, admite que Barcelona ‘es una marca política dentro del país’ y busca la Prefectura del Guayas. Si la gana, se podrían adelantar las elecciones en el club, ha mencionado Pepe Pancho, aunque falta un año entero para que termine su periodo en el club.

Cevallos no es el primer presidente de Barcelona y político a la vez. La institución con más títulos en el país, de hecho, ha sido presidida por hombres que se hicieron populares y saltaron a una papeleta o cargo público y, al revés, conocidos políticos que entraron a su directiva.

El caso más recordado es el del roldosista Abdalá Bucaram, presidente de Ecuador y de Barcelona, pero el origen político a lo largo de los años ha sido variado, desde el Partido Social Cristiano con Galo Roggiero, Heinz Moeller, Isidro Romero, pasando por el PRE de Bucaram, el movimiento UNO de Eduardo Maruri, el Prian de los hermanos Luis y Antonio Noboa, hasta llegar a Alianza PAIS con Cevallos, a quien sus detractores le critican hacer lo que dijo que no haría en relación a sus antecesores.

La combinación de funciones entre presidente de Barcelona y Gobernador y su proyección política como aspirante al gobierno provincial, es algo que critican Noboa (exvicepresidente) y Nahón, en diálogos con este Diario, que desde el 17 de octubre viene intentando concertar una entrevista con Cevallos, pero que luego de tres intentos aún no ha sido atendido.

Luis Noboa: Cevallos no debió tratar de ser multifacético

¿Qué le parece el cambio de postura de Cevallos, quien dijo que no usaría a Barcelona como catapulta política y ahora opta por la Prefectura de Guayas?
Me parece una postura inmadura y mentirosa. Cuando fueron las elecciones pasadas, el candidato Carlos Nahón propuso que firmemos un pacto para la no participación en política de quedar electo presidente, a la que yo accedí, sin embargo, veo la razón por la que Cevallos no lo hizo: fue porque esa era su estrategia todo el tiempo, usar al club como trampolín político. Hoy vemos, según las declaraciones de Cevallos (que Barcelona es una marca política), que no solamente va a participar como candidato a prefecto, sino que además abandona a Barcelona en el camino.

¿Debería el directorio de Cevallos completar el año que aún le falta?
El directorio debería pedir la renuncia de Cevallos y llamar a elecciones ya para que un nuevo directorio tome las riendas del club para el campeonato del 2019.

¿Los problemas económicos del club están apresurando la salida de todos?
El crecimiento de deudas en los últimos años ha sido increíble. En la directiva pasada se pudieron cometer errores, lo cual es humano. Cuando entregamos el club existían deudas, pero los ingresos desde el 2015 han incrementado inmensamente, y esos dineros han sido mal gastados. Esto se compara con los ingresos que tuvo Ecuador durante la presidencia de Correa, del cual Cevallos fue parte, y luego entrega un país sumamente endeudado con dineros futuros ya gastados.

¿Se descuidó a BSC desde que Cevallos aceptó ser gobernador y después candidato a prefecto?
A él se le entregó un equipo con un 80% completo en sus posiciones, un cuerpo técnico capaz, y esa es la razón por la que fueron campeones (2016). Creo que Cevallos se debió dedicar a trabajar más por Barcelona y no a tratar de ser multifacético. Creo que fue un error tomar la Gobernación del Guayas sin estar preparado para eso.

Carlos Nahón: Una equivocada receta política trajeron a Barcelona

¿Qué le parece la declaración de Cevallos, de que Barcelona es una ‘marca política’ y busca la Prefectura de Guayas?
Lo dije en el 2015: Barcelona se convertiría en una central política, y el tiempo me dio la razón. Solo los ilusos creyeron que una persona que no tenía proyecto deportivo no llevaría un proyecto político al club. Los resultados financieros hoy son peor que hace tres años cuando asumió la presidencia, incrementaron en casi un 64% la deuda acumulada en comparación con la deuda acumulada a octubre de 2015.

Cevallos dice que si gana la Prefectura adelanta las elecciones, ¿y el resto del directorio para qué está?
Le han renunciado once directivos al señor Cevallos, se entiende que no podían ser cómplices del descalabro financiero, ¿y los que quedan?, ¿ellos no escuchan, no ven, no saben nada de la institución? Como creyente absoluto de la democracia debe asumir el que lo sigue, que exista una sucesión facultada y estipulada en nuestro estatuto.

¿Los líos económicos del club serían también motivo para adelantar elecciones?
En el 2015 la deuda acumulada a diciembre era de entre 27,5 y 28,5 millones. Eso asumió Cevallos, hoy a noviembre del 2018 la deuda acumulada con los denominados ‘Buenas manos’ alcanza los 42 millones. Lo interesante es también saber que en el 2016 ingresaron 21 millones; en el 2017, 30 millones; en el 2018, 20 millones. ¿En tres años ingresan 70 millones y no alcanzan? Si usted se dedica a destinar mucho al gasto y no a la inversión, si usted infla el gasto corriente y no lo reduce, es mal administrador y para colmo con dinero ajeno. ¿Se han preguntado cómo va a hacer el señor Cevallos para liquidar a tanta gente que han metido en el club?

¿Se descuidó a Barcelona?
Cevallos siempre fue parte de una estrategia política. Él perteneció a un gobierno gastador, un gobierno irresponsable con las finanzas públicas, un gobierno populista donde la única voz creíble era la de ellos… por lo tanto, esa receta equivocada y hasta mala copia es la que trajeron a Barcelona.

Tomado de: Diario EL UNIVERSO