El equipo canario luego de la derrota ante Independiente Del Valle 1-0, no pierde la esperanza y continúa con los entrenamientos.

Barcelona Sporting Club, arribo a la ciudad de Guayaquil y se puso de inmediato a las órdenes de Guillermo Almada para entrenar.

El entrenamiento se  dividió en 2 grupos, los titulares realizaron un trabajo físico y regenerativo. Mientras los suplentes y los que no concentraron hicieron un calentamiento,circuitos y fútbol en espacio reducidos.

Esto podría considerarse un castigo, ya que normalmente luego del partido tienen descanso, pero esta vez, ante la derrota los jugadores los mandaron del avión directo a entrenar