En el dopaje del jugador Michael Arroyo hay muchos implicados, quién recibió la mayor sanción fue el Doctor Gustavo Peralta.

El ex jefe del departamento medico de Barcelona ya habría encontrado el recurso de apelación que lo salvaría de los 4 años de suspensión.

Dentro de la defensa estará la enfermedad de la que sufre el jugador «Los exámenes arrojaron que el jugador tenía alto colesterol y cálculos renales» explica el documento. 

Con esto se justifica el medicamento (hidroclorotiazida) que fue encontrado en la sangre del jugador, cuando fue realizado el dopping en Noviembre pasado.

DOCUMENTO