Un 26 de Diciembre pero de 1993, el barcelonismo sufriría uno de los días más triste de su historia.

A pocos kilómetros de llegar al cantón General Villamil de Playas, en la madrugada fallece en un accidente de tránsito el entonces jugador de Barcelona Sporting Club, el puntero Carlos «El Frentón» Muñoz Martínez.

Su cuerpo fue velado en el Estadio Monumental, su casa. Ahí vivió grandes momentos y se robó la sonrisa a millones de barcelonistas. Más de 25.000 personas se dieron cita para en medio de lágrimas brindarle el último adiós al ídolo del ídolo.

Por su entrega, talento y amor a la amarilla se lo recuerda como una leyenda en  la historia del club torero, con un #7 siempre en su espalda.

Miles de hinchas, periodistas y familiares recuerdan en este día especial a la leyenda eterna de los amarillos: