William Rivero, jugador de Delfín, ya se encuentra en el país y debería unirse a los entrenamientos del equipo cetáceo.

Riveros a su llegada al país, conversó con los medios de comunicación  y dijo no estar al tanto sobre su futuro, sin embargo es consciente que por el momento deberá realizar su pretemporada con el equipo mantense. 

«Tengo un año de contrato, no depende de mi, depende de Delfín, voy a seguir entrenando y a ver qué pasa», expresó el jugador paraguayo.

Riveros se mostró muy complacido con la idea que Barcelona estaría interesado por él y confesó su deseo «A quién no le gustaría, Barcelona es un club grande». finalizó el defensa central.