El Dr. Peralta, ex médico titular de Barcelona Sporting Club, se acercó el día de hoy a declarar su versión, sobre el caso Michael Arroyo y para apelar su sanción impuesta por la FEF (4 años).

Peralta comentó: «Hay muchos argumentos en la parte profesional que hacen que esto sea bastante mediático y eso complica todo, por la FEF y por todo».

Sobre como quedaba su nombre doctor fuera del fútbol confesó: «Terrible, un nombre hecho pedazos. El trabajo de todos los años se ve perjudicado y hace que se vuelva incomodo»

Sobre su sanción, sentenció: «Es de locos».

A continuación el vídeo: