Barcelona cerró un 2018 difícil en lo deportivo y espera izarse en este 2019, que volverá a la Libertadores y buscará la estrella 16. Además de participar en la naciente Copa Ecuador.

Pero llorar sobre mojado no es un método que esté ligado a la historia de los canarios. El estratega uruguayo le pidió al presidente Cevallos seis refuerzos puntuales para 2019un defensa central, un cincodos extremos y dos nueve.

Por ahora, la dirigencia ha cumplido con un delantero (Fidel Martínez) que puede jugar dentro del área o por las bandas, y el defensor central Robert Herrera. Además del centrocampista, Sebastian Pérez. Almada está a la espera de los elementos restantes.

Un 2018 con varios atenuantes que ya forman parte de la historia, pero que Barcelona tendrá la oportunidad de resarcir esta temporada. Una de las metas será convencer de vuelta a los hinchas amarillos al Monumental.

A priori, los dirigidos por Almada tendrán tres competiciones. Una más dificil que otra.  La pregunta básica es ¿alcanzará el equipo para ser protagonista en todos los torneos? o la más dificil es ¿Alcanza el equipo para conseguir un triplete?