Ariel Nahuelpán no rindió lo que se esperaba en los últimos años en Barcelona, sin embargo estaba en Uruguay realizando la pretemporada con el primer equipo a la espera de resolver su futuro.

La dirigencia canaria definió y  acordó rescindir su contrato para que el jugador busque nuevas oportunidades en otro club. El detalle es que el Ídolo deberá cancelarle alrededor de 300.000 dólares en las próximas semanas para que el delantero no ponga una demanda.