Por: Luiggi Corvieri

Damián Frascarelli: las mismas fallas repetidas que mostró en Guayaquil City, no sabe salir a cortar centros y queda jugado y regalad. No hay confianza en él y no creo que era el arquero adecuado, mejor se veía a Galindez, pero ya está y es lo que hay; particularmente hubiese preferido que se arriesgaran con Mendoza para ver fallas y virtudes de este joven arquero.

Byron Castillo y Beder Caicedo: no son los del año anterior. Perdieron su función principal: marca, (Beder fue bailado toda la noche), velocidad, chispa, sorpresa y se olvidaron de cómo centrar, sin embargo es de anotar que el peor de los dos es Beder.

Arreaga y Torres: las mismas fallas por las que el año anterior se regalaron partidos, no es nada nuevo; por eso se buscó un central extranjero (esperemos que resulte, aunque su primer partido no fue bueno).

Esterilla y Marcos Caicedo: volvieron mas egoístas que el año pasado (mucho más el segundo) tratando de resolver todo ellos, driblar a todos los rivales incluido al arco iris. No se percatan aún que en su afán de quitarse las marcas, o bien llegan sin piernas para un remate perfecto o un defensor tiene tiempo para robarles el balón; falta de tiempo y velocidad en ambos, deberían utilizar un poco mas a Fidel Martínez para darle minutos juego y que sientan presión para ser titulares y si no tengo a alguien mas para acompañar porque los aparentemente titulares están lesionados, probaría con Richard Calderón que en Católica jugó hasta de 10.

Sebastián Perez y Gabriel Marquez:  lo mejor hasta que se quedaron sin físico, sus cambios deben entrar para tener minutos y juego (Lastra, Oyola,etc.). Punto aparte el colombiano que mientras tiene piernas es un baluarte, con cerebro, categoría y clase; ojalá pudieran comprarlo porque cuando agarre físico será el puntal del equipo.

Christian Aleman: no es el monstruo ni el consagrado con el balón que muchos soñaron el año anterior. Es un jugador regular que puede resolver un partido, pero no todos por su intermitencia; a pesar de haber adelgazado, le falta acostumbrarse a ese peso y ganar velocidad. Tiene habilidad pero cuando en un partido profesional se mueve a 30km/h y sus rivales a 75 y tienen mucha mas potencia, físico y resistencia, no llega a sobresalir. No es el 10 que se necesita para ser campeón, quizás si un buen alternante o incluso acompañante.

Angelo Quiñonez: tiene potencia, serenidad e inteligencia…… le falta experiencia (que se gana con partidos) y alguien que le enseñe a cabecear; me recordó cuando cabeceaba, los inicios de Agustín Delgado en el ídolo, (luego en Nacional tuvo maestros que le enseñaron a cabecear y definió cientos de partidos con esa característica). Si lo pulen será un buen punta.