La figura barcelonista Luis ‘Chino’ Gómez, recordó en su cuenta de instagram una anécdota, que hace ilusionar a todos y empezar a confiar más en el ídolo del Ecuador

Les cuento una historia que podría servir de referencia para hoy.

En el partido que definía el título del año ’97, enfrentábamos a D. Quito, un gran equipo que tenía la mejor defensa del año, si, la defensa menos batida del campeonato.
Ellos tenían 3 puntos más que nosotros, y había una diferencia de goles de 5. Es decir por ser rivales directos y al jugar entre nosotros cada gol equivalía a 2. En conclusión, debíamos ganar por 3 goles de diferencia…, y lo hicimos. 
Éramos un equipo de líderes, de buenos jugadores, de valientes, de barcelonistas.

Recuerdo mirar a los ojos a mis amigos antes del partido, y veía seguridad, fe, determinación, pasión y frialdad en una misma mirada, ganas de enfrentar la vida, deseo de ser leyendas, ansias de pasar a la historia, sin importar quien estuviera como rival.
Veía en mis amigos, la sed de gloria deportiva, de bordar una estrella en nuestro pecho, de tocar el cielo con las manos, de gritar VICTORIA.

Hasta aquí más o menos la guía para hoy. ¡Viva BARCELONA de los imposibles! 

PUBLICACIÓN

View this post on Instagram

Les cuento una historia que podría servir de referencia para hoy. En el partido que definía el título del año '97, enfrentábamos a D. Quito, un gran equipo que tenía la mejor defensa del año, si, la defensa menos batida del campeonato. Ellos tenían 3 puntos más que nosotros, y había una diferencia de goles de 5. Es decir por ser rivales directos y al jugar entre nosotros cada gol equivalía a 2. En conclusión, debíamos ganar por 3 goles de diferencia…, y lo hicimos. Éramos un equipo de líderes, de buenos jugadores, de valientes, de barcelonistas. Recuerdo mirar a los ojos a mis amigos antes del partido, y veía seguridad, fe, determinación, pasión y frialdad en una misma mirada, ganas de enfrentar la vida, deseo de ser leyendas, ansias de pasar a la historia, sin importar quien estuviera como rival. Veía en mis amigos, la sed de gloria deportiva, de bordar una estrella en nuestro pecho, de tocar el cielo con las manos, de gritar VICTORIA. Hasta aquí más o menos la guía para hoy. ¡Viva BARCELONA de los imposibles! (En la foto falta el capitán Jimmy Montanero que estaba en el sorteo de la cancha con árbitros y capitán rival)

A post shared by Chino Gomez (@chinog14) on