Nació en Mar del Plata, pero se radicó en España en busca de un anhelo profesional. Hace más de 3 años que se instaló en Madrid y se desempeña como periodista en la Radio Nacional del país ibérico.

Su carta que se publicó a través de YouTube fue una muestra del cariño, respeto y admiración que tuvo con el jugador que recibió su último adiós en San Martín de Progreso, club que lo formó deportivamente. «Creo que tenía un potencial enorme, tanto como jugador como persona. Todo futbolista que no olvida sus raíces y va en busca de sus sueños, es digno de admirar desde mi humilde consideración», concluyó Gómez Sañudo.

«Comenzó de abajo, con humildad y trabajo. Desde las canchas de San
Martin de Progreso hasta tutearse con los goles en primera división del Nantes. Emiliano Sala, un Argentino de Santa Fe que nunca olvidó sus raíces, que cruzó el charco de muy joven en busca de sus sueños, algo que
no todos pueden conseguir y ni siquiera tienen el atrevimiento de intentarlo. Bueno…Emi lo consiguió.

Quisiera escribir esta carta con puntos suspensivos y no con el punto final
de los finales. Nos duele el alma por un destino trágico, inconcebible e infausto.

La vida es una sola y cuando quiere es ilógica e injusta. El tiempo se nos  escapa como arena entre las manos, las oportunidades se aprovechan o se dejan pasar, pero a veces uno tiene que arriesgar.

Para algunos el destino está escrito mientras que para otros existen destinos turbios e injustos. Seguramente abundarán los interrogantes y escasearan las respuestas. Te preguntarás a dónde irás, en dónde estarás, a quien regatearas entre las nubes, a quienes observarás en el picado con una vista privilegiada, en qué ángulo superior del cielo clavarás más goles.

Festejarás con puño apretado, pispeando a los que te rezamos y admiramos desde abajo. Desde la tierra al cielo un suspiro, un guiño, gargantas desgarrando su pasión por gritar tus goles con el corazón, ojos húmedos rememorandogratos momentos y un eco resonará donde un ángel argentino seguirá inflando redes adversarias….seguirá convirtiendo en las redes del cielo»