FUENTE: EL CLARÍN

El avión de Sala desapareció el 21 de enero pasado, a una hora de despegar del aeropuerto de Nantes con mal tiempo, en el Canal de la Mancha, cuando se dirigía a Cardiff. Sólo estaban el futbolista y el piloto en el aparato, que apareció a 63 metros de profundidad.

Según ellos, los McKay estaban actuando como “brokers» (intermediarios) en nombre del Nantes, que les había dado un mandato para encontrarle un club comprador de la Premier League al goleador argentino.

Primero, McKay hizo volar a una delegación, incluido Warnock y el asistente del manager, Kevin Blackwell, a Nantes el 5 de diciembre de 2018.

El foco inicial del viaje era mirar el partido entre Nantes y Marsella y discutir con el director del futbol del club, Andoni Zubizarreta, la compra de dos jugadores. Pero Sala hizo un gol en la victoria por 2 a 1 del Nantes e impresionó a Warnock.

El primer vuelo fue el 5 de diciembre desde Stapleford, un pequeño aeropuerto, a Nantes luego de que Cardiff jugara contra West Ham. En el vuelo iba Neil Warnock, Kevin Blackwell, Mark y Willie Mc Kay. Fue pagado y organizado por Mark McKay. A su llegada se encontraron con el español Andoni Zubizarreta (ex arquero del Barcelona y la selección de España) para discutir qué jugadores estaban disponibles en la ventana de enero. Despues fueron a Nantes para encontrarse con el presidente del club. Nantes se impuso por 3 a 2 con Sala haciendo un gol y asistiendo en otro. Luego todos regresaron a Gran Bretaña.

El 6 de enero del 2019 Willie McKay envió un mail a Emiliano Sala. El agente del futbolista, Meisa N´Diaye, llamó a McKay y arregló para que Sala se encontrase con Warnock antes de que Nantes jugara contra Montpellier, el 8 de enero.

McKay arregló un vuelo con Warnock, Mark McKay, Willie McKay y el intermediario de Cardiff con los jugadores, Callum Davijers, a bordo. Todos fueron a ver un partido donde “Sala jugó realmente bien; mejor que cuando lo hizo ante Marsella”.

Sala y un amigo se reunieron con Warnock en un hotel en Nantes. Warnock invitó al agente N´Diaye y a Sala a ver el estadio de Cardiff y encontrase con el jefe ejecutivo, Ken Choo, para discutir los términos del contrato. Todos volaron a Cardiff el 9 de enero de 2019, con los pasajes pagados por Mark McKay.

Sala voló a Cardiff el 14 de enero de 2019. Un avión levantó a su agente N´Diaye en Paris y luego, fue a Nantes a recoger a Sala y llevarlo a Cardiff. N´diaye fue al estadio y habló del contrato. Ese mismo día regresó a Paris vía Nantes. Sala abandonó el avión en Nantes y N´Diaye continuó a Paris. El avión luego retornó a la isla de Guernsey, donde estaba su base.

El 18 de enero de 2019 se acordó la transferencia de Sala. Mark McKay se vinculó con el secretario del Cardiff , Michelle Mac Donald, por instrucciones de Ken Choo, para confirmar que la comisión por la transferencia había sido acordada.

El le informó a McDonald que Sala iba a llegar a las 9.10 en avión a Cardiff para hacer la revisación médica, con la esperanza de registrarlo para el partido ante Newcastle.

Mac Donald le preguntó qué arreglos se hicieron para que Sala fuese recogido en el aeropuerto y McKay dijo que esperaba recogerlo él mismo. Sala llegó al aeropuerto de Cardiff a las 9.30 y la pareja partió hacia el estadio de Cardiff donde llegaron a las 9.50.

Fueron recibidos por Davies y a ellos se sumó N´Diaye media hora más tarde, quien había llegado a Gran Bretaña en un vuelo de línea desde Paris. Los McKay organizaron un vuelo para que N´Diaye regresara a un encuentro importante en Paris a las 15.30.

Cardiff reservó un hotel y Sala durmió allí, tras pasar su revisión médica y terminar de firmar los papeles legales de la transferencia. Los McKay estuvieron en el mismo hotel y a ellos se les sumó Jack McKay, tras finalizar el entrenamiento. Todos volvieron al hotel acompañados por Davies.

Los McKay arreglaron un vuelo, del que Davies estaba al tanto, en la noche del viernes para salir el sábado a la mañana. El vuelo salió a las 11 y media del 19 de enero y llevó a Sala de regreso a Nantes.

El piloto -cuyo nombre no se menciona; iba a ser David Henderson y terminó siendo David Ibbotson- esperó dos días que Sala organizase se partida de Nantes a Cardiff para el lunes al atardecer. Así el futbolista podía regresar para el entrenamiento del martes a la mañana.

Sala iba a ser recibido por Davies, quien estaba esperándolo en el Signature Flight Support Building, del aeropuerto de Cardiff, el lunes por la noche. El avión jamás llegó.

El agente Willie McKay insiste que el Cardiff City FC sabía del vuelo y quien lo había organizado. El piloto británico David Henderson, que debía conducirlo, no figura en el relato ni tampoco se especifica quien es el dueño del avión Piper Malibu caído y no recuperado en el Canal de la Mancha.

NOTA COMPLETA AQUÍ

 https://www.clarin.com/deportes/futbol-internacional/rompio-silencio-oscuro-agente-involucrado-muerte-emiliano-sala_0__GoAYLNwq.html