Lionel Messi habló de todas las sensaciones que ha tenido en los últimos años con la selección Argentina, el ’10’ no esquivó ninguna pregunta en una entrevista con la Radio 94.7 FM de ese país.

“Nuestra generación fue maltratada, vivimos cosas anormales, cosas que no vi que sufrieran otros equipos. Se dijeron muchísimas barbaridades” empezó a contar Messi.

Cree que las críticas son muy duras y pese a eso mantiene viva la llama de ganar algo con la selección mayor: “Para mí es duro. Mi hijo ahora está siempre mirando YouTube, vio un video y después me preguntó por qué en Argentina me matan. Pero a mí me tira seguir volviendo, quiero ganar algo con la Selección. Voy a jugar todas las cosas importantes. Llegamos a una final del Mundo y eso no es fácil”.

Desmintió el famoso mito del supuesto “club de amigos” de Messi en la selección: “¿Quiénes son esos del club de amigos? Agüero, Di María, Higuaín… todos son de los mejores jugadores del mundo. Yo no quiero convertir en realidad todas las mentiras que dicen. No elijo a los entrenadores de la Selección. Vivo escuchando cosas malas y se hace difícil disfrutar con ese entorno. Si hubiéramos ganado el Mundial de Brasil todo hubiese sido diferente. Lo perdimos por detalles. Después vinieron todos los quilombos y creo que el manejo con la prensa debió hacer sido otro”.

Messi apuntó a que Argentina no tuvo la suerte del ‘campeón’ en las tres finales perdidas: “Hace poco pensaba: la España de 2010 era un equipazo, eran fenómenos, pero también tuvieron suerte en la final del Mundial contra Holanda. Y antes le ganaron a Paraguay por penales. Muchas veces precisás de esos momentos de suerte y nosotros nunca los tuvimos”.

“Ser campeón del mundo es lo máximo y nosotros estuvimos ahí. No se paga con nada, creo. Me lo cuentan otros que ya lo vivieron. Es lo más lindo y lo más importante del fútbol. Yo gané todo a nivel de clubes, pero es duro no haberlo conseguido en mi país”, cerró el ’10’.