Esta temporada existieron algunas pugnas por varios jugadores en el ídolo del Ecuador con otros clubes del país. La principal de ellos fue la lucha entre Barcelona SC y Liga de Quito por Rodrigo Aguirre.

Cuando parecía que el uruguayo se vestía de amarillo y sería el fichaje del año para los canarios, los albos se metieron en el camino y terminaron llevándose al ex delantero del fútbol brasileño.

Algo similar con Luis Andrés Chicaiza, un deseo de los toreros; sin embargo la falta de presupuesto y la rápida gestión de Esteban Paz, hicieron que el mejor jugador del torneo 2018 se vista de blanco en el 2019.

Finalmente, Jacob Murillo, quién militaba en el fútbol argentino, había sido sondeado por los canarios, pero finalmente llegaría a jugar en la Capital de la República y jugar en Liga de Quito.

Son 3 los jugadores que tuvieron grandes posibilidades de llegar al más grande del Fútbol Ecuatoriano, pero decidieron irse al Campeón Nacional ya que la situación económica del ídolo está complicada.