Al culminar el partido entre Barcelona y Liga de Quito, el técnico barcelonistas, Guillermo Almada declaró un grave error institucional, esta vez desde el area medica del club.

El jugador Gabriel Marqués no pudo terminar el encuentro aparentemente por una lesión, a lo que el técnico uruguayo añadió durante la rueda de prensa que el volante brasileño-ecuatoriano tuvo inconvenientes en su salud la noche previa al juego: «Estoy molesto. Marques tuvo ayer vómito y diarrea en la concentración y el doctor no me informó nada y, por esa razón, no pude tomar las precauciones pertinentes. Lamentablemente es así».

VIDEO