FUENTE: STUDIO FÚTBOL

Ayer el drama se apoderó del estadio Olímpico de Riobamba cuando el portero del Olmedo, Iván Brun, chocó con un compañero y quedó tendido en el gramado durante el duelo ante el Aucas.

Se lo llevaron en una ambulancia hacia un centro de salud cercano. Esta mañana el club confirmó que está fuera de peligro.

Sufrió una contusión craneal que le produjo un hematoma y ahora permanecerá en el centro médico bajo observación.