Después de la salida del uruguayo Guillermo Almada de Barcelona Sporting Club, se han empezado a especular la verdadera razón de su llegada al fútbol azteca.

Muchos periodista e hinchas especulan sobre un mala relación con los dirigentes, sin embargo el entrenador ha sido claro en desmentirlo y previo a su viaje a México volvió a hacerlo.

“En Barcelona prácticamente no tuve discusiones fuertes con ningún directivo, siempre respetaron mis ideas. Con Aquiles y Pancho tuvimos una muy buena relación”, expresó.

CORTESÍA TRIBUNA AMARILLA