El nuevo director técnico Leonardo Ramos ya conocía de Barcelona, tras enfrentarlo en su pasado como futbolista.

El uruguayo jugó contra el Ídolo en dos ocasiones con dos equipos distintos, con  el CA Progreso y Colo Colo, ambas oportunidades por Copa Libertadores.

El primer cotejo internacional se dió en los octavos de final de la competición del año 1990. Mientras la segunda oportunidad, en la fase de grupos del año 2003 de la copa.

Fuente: Elías Vinueza