Tras la anotación de Leonardo Campana para sellar el triunfo 3 a 1 ante Delfín este domingo en el Estadio Monumental, trae consigo mucha historia barcelonista.

Se debe a que Isidro Romero Carbo, quien fuese presidente de Barcelona, fue el mentalizador de la construcción del estadio, donde 30 años después su nieto, el joven goleador Sub-20, anotaría su primera anotación en el fútbol profesional de Ecuador.

Es entonces que el ‘Coloso de América’ que se empezó a construir de la mano de Romero en 1985 y que llevaba su nombre, ha acogido finales de Copa Libertadores, Copa América, Mundial Sub 17 entre otros grandes partidos, también acoge otro momento histórico, el gol 200 de la Liga Pro, en pies de su nieto.