FUENTE. DIARIO EXTRA

¿El partido perfecto?

El 5-0 ante Emelec (2016), eso fue increíble, ellos nunca llegaron a nuestro arco. Pudo haber sido 8, 9 o más. Recuerdo que erramos una cantidad impresionante de goles.

¿A quién ve como un hijo en el plantel del Barcelona?

Tengo mucho cariño y aprecio por todos. He convivido mucho tiempo con ellos, me cuesta elegir a un jugador. Han sido muchas cosas buenas y malas que hemos estado juntos. Me dolería decir un nombre. Soy agradecido de todos.

¿A quién le daría unas nalgadas, por no dejarse encaminar?

A Washington Vera, tiene tremendas condiciones, pero se puede arrepentir en el futuro, le cuesta encaminarse para tener el nivel que puede dar. No me cabe ninguna duda que tiene una calidad para ser jugador de selección (ecuatoriana). Solo depende de él, y él las sabe y la hemos conversado mucho tiempo.

¿Se pudo dar cuenta al final quiénes lo querían o no?

Sí, en el entorno de Barcelona, en la vida diaria teníamos excelente convivencia y compañerismo con los jugadores y empleados. En la parte de afuera nos dábamos cuenta que uno no era monedita de oro para caerles bien. Pero con los integrantes del club siempre buena relación. Claro que todos los jugadores querían ser titular.

Su despedida fue algo anormal, la gente le pedía que volviera, y todavía no se iba del estadio…

Fue muy duro para todo el grupo de trabajo. Muy pesado lo que vivimos, nos íbamos y la gente pedía que volviéramos y coreaban nuestro nombre. Las muestras de cariño nos sorprendieron y hasta nos quebramos en el partido, pero en realidad no nos sorprendimos por el afecto que siempre nos dieron.

Lo que hizo Soler y la gente del Cuenca fue de locura, a pesar del marcador fueron a despedirse

A pesar de la derrota fue increíble lo que hizo la gente del Cuenca. Las gracias para el profesor (Luis) Soler, para Velasco. En los minutos finales y cuando estaba sentado en el banco de suplentes.

¿Qué cosas pasaban por su cabeza?

Muchísimas cosas, tantos recuerdos. Cuatro años para un entrenador es mucho tiempo. Estaba quebrado por los cantos de la hinchada. Me decían que eso no se había hecho nunca. Barcelona es muy mediático y tiene mucha presión, y que muestren tanto afecto es algo increíble.

¿Lo de la Copa Libertadores fue el detonante para que dejara Barcelona?

En realidad, no sé si fue el detonante, pero lo que sí puedo decir que eso fue lo más doloroso que habíamos pasado. Fue una de las causas problemáticas que tenía el club. Sé que Pancho (Cevallos) ha sido un tipo honesto, pero que se ha quedado solo y está peleando el temporal. Son muchas cosas que abonaron que hizo que adelantemos la posición que tuvimos a inicio de año, cuando dijimos que era la última temporada. A veces se cree que con trabajo se consigue todo, pero son cosas que desgastan y fue lo que nos sucedió. Sé que Cevallos el pasivo lo ha bajado, pero encontró el club con muchas deudas.

¿Dolió mucho eliminarse en el escritorio?

Sí, eso fue de las cosas que más sufrimos en Barcelona. Desde que llegamos hasta que salimos perdimos 17 puntos por problemas económicos. Creíamos que la Copa nos iba a salvar del tema del dinero. En el 2018 y 2019 nos dolió porque, en esos años, por temas de plata nos sacaron de la Libertadores.

¿Ser frontal le ha costado mucho?

Eso produce muchos enemigos, no somos de pasarle la mano a nadie. Si tenemos diferencia tratamos de enfrentarlas sean, directivos, jugadores o periodistas. Hay gente que no le gusta que sean frontales. Creo que con los comunicadores (periodistas) tuve diferencias, pero terminamos bien al final.

Cuando estuvo en Guayaquil se dieron dos cosas: perdió a su madre y nacieron sus dos hijos.

Son de las cosas que me unen eternamente a Barcelona, perder a mi madre fue el momento más doloroso de mi vida. La fui a visitar antes de su partida, pero el ser profesional me hizo estar frente al club. Mis padres me enseñaron a ser responsable. Y lo más dulce fue el nacimiento de mis hijos. Son dos caras que viví, el dolor y la felicidad.

¿Qué encontró en Santos Laguna?

Una estructura de primer nivel, tienen la modalidad del fútbol europeo. Tiene todo orientado para que el futbolista tenga su mejor rendimiento. Son muchas áreas que rodean al jugador que le dan tranquilidad. En Barcelona se hizo muchos cambios y la directiva nos ayudó. En Santos solo uno se preocupa de entrenar.

¿Santos da más facilidades para el trabajo, eso ayuda?

No va a asegurar los resultados, pero ayuda y mucho.

¿Leonardo Ramos dijo que habló mucho con usted?

Con Leo hablamos y lo traté de orientar, él tiene mucho conocimiento, pero el trabajo diario es lo mejor. Tiene recursos humanos y seguro que él pondrá su impronta. Tiene una plantilla amplia, pero cada uno tiene sus gustos futbolísticos.

Todo socio de Barcelona, como usted tiene camisetas del equipo, ¿cuántas tiene?

Tengo muchas, pero valoro más las que me dieron los jugadores, esas son las que más valoro, creo que tengo de todo el plantel. Eso es parte historial de Barcelona en mi vida.