El Fluminense tuvo un partido con pocas luces en todos los sentidos. Sobre el final del primer tiempo, el árbitro cobró un claro penal para el equipo de Río de Janeiro a instancias del VAR, aunque justo antes de la ejecución de Luciano se cortó la luz en pleno Maracaná durante casi 25 minutos por un terrible temporal en la ciudad maravillosa.

De tanto pensar en cómo y a qué punta definir, el delantero pateó flojito y le permitió al arquero del Goias quedarse con la pelota después de la espera eterna. Encima, la visita festejó gracias al gol Rafael Vaz en el minuto 89 y se llevó los tres puntos en la primera fecha del Brasileirao.

Pero el Flu no ligó ni afuera de la cancha. Es que, a raíz de la tormenta, un árbol se cayó encima del auto de la madre de Pedro, un jugador del conjunto carioca. ¡Todo mal!

blob:https://api.vodgc.net/24e85b92-c111-442b-b466-da2c1dca9565