CORTESÍA: EL PAÍS

Iker Casillas evoluciona favorablemente y sin sufrir complicaciones después del infarto agudo de miocardio que sufrió este miércoles, según informó el Oporto. Su club divulgó un comunicado en el que explicó que «continúa internado, evolucionando favorablemente dentro de lo previsto y sin ningún tipo de complicación». El guardameta español, que cumplirá 38 años este mes, fue sometido el miércoles a un cateterismo después de verse afectado por una parada cardíaca en un entrenamiento.

Los doctores consutados, son prodentes y recalcan que el objetivo era salvar una vida, y eso ya se ha hecho; de lo segundo -volver al mismo nivel deportivo- hay más disparidad de criterios. Si el cardiólogo Vasco de Gama confía en que sí -“se resolvió el problema antes de 90 minutos”-, otros son más cautos. Juan Antonio Corbalán, exjugador de baloncesto del Real Madrid y cardiólogo en la actualidad, cree Iker Casillas no volverá a jugar al fútbol profesional. «No se puede jugar al fútbol con un stent coronario y mucho menos un portero «, indicó en Televisión Española. «Acabará haciendo una vida absolutamente normal pero, desde mi punto de vista, no jugará en deporte profesional», añadió Corbalán.

“Casillas se está recuperando bien, pero es demasiado pronto para pronunciarnos sobre su futuro. Va a depender de muchos factores, de la medicación que precise, de su evaluación, no solo en situación de reposo, sino con estrés y el ejercicio físico que le exige su carrera, y de la voluntad que él mismo tenga de seguir. Solo después de ponderar esos factores, con mucha calma y diálogo, se decidirá si quiere continuar; pero que va a quedar perfectamente recuperado y restablecido, de eso tenemos prácticamente la certeza”,añadió Puga.