El entrenador Guillermo Almada, sigue dando de que hablar pese que hace varias semanas ya no se encuentra dirigiendo Barcelona Sporting Club

En una entrevista exclusiva con Fútbol Sin Cassette, confesó que cuando llegó a Barcelona vivía un momento difícil y que en su presentación no había ni agua ni luz.

«En la presentación no había luz en el estadio ni agua. Me presentaron a los jugadores alumbrándome en la cara con el celular», expresó Guillermo Almada. 

Sin embargo, el estratega se mostró agradecido con los dirigentes de ese momento «Estoy agradecido con la gente de ese momento, no era un momento fácil»

SOBRE EL TEMA A PARTIR DEL MINUTO 5:50