Ángelo Quiñónez, delantero de Barcelona Sporting Club, pasó por los micrófonos de RADIO HUANCAVILCA y habló acerca de la victoria de ayer en el Clásico del Astillero, por la fecha 13 del estadio banco Pichincha.

«Se ganó gracias a Dios, el primer tiempo tuvimos una oportunidad y la pudimos aprovechar. Sabíamos que era un partido aparte, estamos tranquilos ya que obtuvimos la victoria», dijo el delantero.

Luego, agregó: «Estábamos concentrados, en el estadio se fue la Luz, después de eso íbamos a estar tranquilos. Todo lo que trabajamos en la semana se pudo cumplir, gracias a Dios se pudo ganar».

Después, de su dupla, opinó: «Me entiendo muy bien con Fidel en el campo de juego. Nos replegamos en el segundo tiempo por el cansancio. Faltó el último toque, cuando corres bastante el primer tiempo te hace que luego repliegues atrás».

«Mis compañeros estuvieron atentos en las pelotas aéreas y pases filtrados. Esto es con mucha humildad, ahora queda seguir trabajando y ganar los dos últimos partidos que quedan», sentenció Quiñónez.