Máximo Banguera, portero de Barcelona Sporting Club, conversó con el pasabolas que lo pateó en el Clásico del Astillero. El arquero aseguró no tener resentimientos con el juvenil de Emelec.

«Tranquilo hermano, de todo corazón no tengo ningún resentimiento contigo. Espero que algún día puedas defender los colores de tu equipo o de la selección», dijo el futbolista en un video que circula en redes sociales.

Por otro lado, el futbolista de la Sub 16 del conjunto ‘azul’, dijo: «Quería pedirte disculpas por lo que pasó en el Clásico, se me subió el humo a la cabeza».  El joven, pateó al guardameta al finalizar el encuentro en el Capwell.