Llegó a Ecuador hace cuatro meses, el mismo tiempo que lleva entrenando en Barcelona. Nació el 5 de diciembre de 1996 en Falcón, Venezuela.

Camina todos los días por el Parque Samanes rumbo a los entrenamientos. Se está adaptando rápido a Guayaquil, y dice que el grupo humano del plantel es fundamental para su comodidad en el país. Alexyar afirma que lo que pasa en el día de trabajo se traduce con resultados en la cancha. “La actitud y aptitud prevalecen en el equipo, ya que no dejamos de pelear ningún balón, corremos cuando tenemos que correr y tocamos cuando tenemos que tocar. Esto se ha visto reflejado en el campo de juego hasta ahora”, manifiesta.

Su posición en la cancha es de volante ofensiva, pero en los cuatro partidos jugados en estas cinco fechas de la Superliga Femenina lleva anotados cuatro goles. Ella resalta que este buen momento se debe al gran desempeño de sus compañeras que generan muchas jugadas. “Marcar goles para mi equipo es una alegría. Si la entrenadora está contenta con mi trabajo, es lo más lindo de todo. Creo que estoy rindiendo, hay cosas que mejorar, pero para eso hay que seguir entrenando. Mientras yo esté en Barcelona hay que seguir dando el 100%”, expresa Alexyar.

En cuanto a la hinchada, acota que siempre escuchó noticias de Barcelona en su país, pero que ya estando aquí, puede darse cuenta de la magnitud real de la popularidad amarilla. “Es bonito estar en un club donde realmente sientes el apoyo de los hinchas como parte fundamental. Tenemos mucha responsabilidad porque es el club más grande del país. Eso me llena de confianza y energía para seguir dando lo mejor de mí dentro del campo”, agrega.

Uno de los objetivos grupales es clasificar a la Copa Libertadores, pero no se desesperan. Dice que esto es paso a paso y con mucho sacrificio. Mientras tanto Alexyar sigue encariñándose con Guayaquil, con Barcelona, y especialmente con su hinchada.

Alexyar Cañas futbolista venezolana (primera en foto de izquierda a derecho)

Fuente: Web Oficial BSC