El representante de futbolistas José Chamorro aclaró la situación contractual que vive el jugador Michael Arroyo en Barcelona y asegura que no existe tal demanda en contra del Ídolo.

«A Michael Arroyo le queda un año y medio más de contrato con Barcelona. Con él también hay una cláusula de rescisión. La cifra adeudada no es de 2 millones. No existe una demanda de Michael Arroyo a hay un requerimiento de pago», manifestó el empresario.