TOMADO DE DIARIO OLÉ

Una de esas jugadas que si te la cuentan no la creés. Ocurrió en el estadio Ramón de Carranza, donde jugaron Cádiz y Extremadura por la Segunda División de España. Sergio Sánchez, del local, corrió a rechazar una pelota en el círculo central y allí estaba Pomares, del visitante, quien puso la pierna derecha sólo para bloquear el remate. Tuvo tan suerte que fue gol desde 40 metros. ¡Sí, un rebote!

El visitante llegaba muy golpeado emocionalmente por la muerte de la Perla Reyes, el futbolista que integraba el plantel y falleció en un accidente de tránsito. Antes del partido hubo un minuto de silencio y algunos jugadores del Extremadura no pudieron contener el llanto. Pomares, en el festejo, mostró una camiseta que decía: «Descansa en paz, leyenda».

MIRA: