Joel Estupiñán, fue el protagonista de la imagen que dio la vuelta al mundo tras el tercer lugar de la selección ecuatoriana Sub 20 en el Mundial de la categoría en Polonia al quedarse sentado viendo detenidamente la medalla de bronce entre lágrimas generando una mezcla de conmoción y orgullo además que su historia personal que probablemente inspiró esta imagen se dio a conocer.

Luego, en redes sociales manifestó lo que fue ser parte de esa selección y además expresó sus ganas de estar ya con la Tricolor de mayores: «Fue un orgullo vestir la camiseta de la selección, no hay honor más grande. Me voy a esforzar todos los días para llegar a la mayor ¡Qué ganas de jugar la Copa América! Pero como dice el profe Célico esto es paso a paso. Vamos Ecuador» cerró el mensaje de Estupiñán en Twitter.

CORTESÍA STUDIO FÚTBOL

https://twitter.com/luisestupinan7/status/1140645512682573824