CORTESÍA STUDIO FÚTBOL

Hernán Darío Gómez quedó con una especie de calentura o sin sabor tras la derrota de Ecuador ante Chile por la segunda jornada del Grupo C de la Copa América bajo el marcador de dos goles a uno.

El entrenador dio un corto resumen de lo que fue el partido y prefirió no aceptar preguntas no sin antes disculparse con la prensa por esa decisión.

En su intervención fue muy autocrítico por los dos goles que marcó Chile en este encuentro:

«Nos hacen dos goles otra vez en jugada quieta en córner y saque de banda, inconcebible desde todo punto de vista y sumamos otra derrota. Prefiero no hablar en la forma que estoy» expresó Bolillo