CORTESÍA: STUDIO FÚTBOL

Bolillo Gómez compareció ante los medios donde dio su análisis de la despedida con empate de Ecuador. “Yo no veo que Japón haya sido superior a nosotros, vi emociones de lado y lado. Los muchachos se corrieron, se entregaron y no hay que señalarlos para nada. Si ustedes ven lo que hizo ante Uruguay, no era un rival para pensar que teníamos los tres puntos”.

El Cafetero no va a apuntar hacia individualidades y tiene ya algunas conclusiones para el futuro. “No tengo la costumbre de desnudar las dificultades. El equipo en los dos partidos mostró algunas cosas. Ecuador está buscando un equipo, una reestructuración. Desafortunadamente, no pudimos jugar el cuarto partido. En estos dos duelos no desentonó”.

Gómez fue claro que no se marcha por su cuenta y recalcó su famosa frase que lo contrataron para el proceso rumbo a Catar 2022. “Si me echan me tengo que ir. A mí no me pasa eso por la cabeza. ¿Hace un año había selección?. No la había, después de la eliminatoria tampoco hubo selección. Hay un poco de inconsciencia también. Ninguno de los dirigentes me contrató y me dijo depende de lo que haga en la Copa América. Porque si era así, no aceptaba. Yo no soy de regalar el trabajo, si me quieren echar… échenme. Vendrá otro DT y va a pasar lo mismo, están pidiendo resultados donde no se pueden dar… Vamos a ver quién explota primero.”