El lateral derecho de Barcelona comenta que a pesar de tener un buen rendimiento personal en la Copa América, los resultados lo han dejado inconforme.

Se afianzó cómo titular luego de la expulsión de su compañero, José Quintero, en el partido contra Uruguay. Luego de este partido, fue el hombre escogido por Hernán Darío Gómez en esa posición.

Asegura que «nadie quiere perder, todos jugamos para ganar, pero bueno no se nos dieron los resultados». Ahora se concentrará en lo que viene de campeonato con su club Barcelona.