Después de la partida de Xavier Arreaga y Felix Torres, la defensa ha quedado debilitada a pesar de que el ídolo cuenta con dos defensas de mucha trayectoria como Frickson Erazo y Robert Herrera, el primero que no cuenta al parecer con la confianza de Leo Ramos y el uruguayo que no ha podido consolidarse como titular.

Barcelona estaría buscando otro refuerzo para lo que resta del 2019 y se maneja la posibilidad de Moises Corozo, defensa del Macara.

Hasta el momento no se ha realizado una propuesta por el jugador, pero en las próximas horas habrá una reunión entre directivos de BSC y el conjunto ambateño ya que el jugador está con todas las ganas de venir al Ídolo del Ecuador.