El presidente de Macará de Ambato, Miller Salazar, conversó con la radio quiteña ÁREA DEPORTIVA FMy contó lo que sucedió en la negociación de Barcelona y  Moisés Corozo

El directivo comentó las razones por las cuales la operación se quedó estancada: «Barcelona presentó una oferta muy baja. No doy a conocer el valor, pero eso paso. Le dijimos al jugador que no estamos de acuerdo. Después supimos que aumentaron la oferta, lo hicieron quedar en Guayaquil y nunca se reunieron», expresó.

Luego añadió «La negociación se inició mal. Me molestó la actitud del empresario, fue a negociar con Barcelona sabiendo que el pase pertenece al 100 % a nuestro club».

Finalmente Salazar le dio un ultimatum a esta situación: «No podemos dar más largas a este tema. El libro de pases ya mismo se cierra y no queremos estar haciendo cosas a última hora. Si se va, hay que buscar a quien ocupe su puesto»