Pese a que la Copa América disputada en Brasil ya terminó hace varias semanas, existe un ambiente muy convulsionado en el entorno de la Selección Ecuatoriana de Fútbol.

El colega Diego Arcos ha revelado que luego de que uno de los miembros del Directorio del FEF contactara a Hernán Darío Gómez, con el propósito de buscar un acuerdo económico para llegar a un finiquito amistoso con el entrenador cafetero, el Bolillo habría dado una respuesta inesperada.

De acuerdo a lo que señaló en una estación radial, el DT habría respondido que él es todavía el DT de la Tricolor y que cuando le notifiquen oficialmente sobre su separación, procederá a solicitar que se cumpla lo que consta en el contrato firmado con Villacís.