El DT de los canarios parece no haber entendido los problemas que presentó en su zaga central en el partido anterior ante Universidad Católica en donde ubicó a Darío Aimar por derecha y Alejandro González por izquierda, pese a que este último solo ha actuado en su carrera por la diestra.

Todo parece indicar que la necedad de Ramos puede permitir que Fuerza Amarilla el rival de esta noche el estadio Monumental, también saque provecho de esta mala decisión, ya que los defensores antes señalados, serían titulares.

Barcelona no puede ceder más espacio en la tabla de posiciones si quiere asegurar su clasificación a los play off, zona que definirá al campeón a fin de año.