Este domingo después de la partido entre Emelec y Guayaquil City, hinchas identificados con la camiseta azul tuvieron una guerra campal en los exteriores del estadio Capwell poniendo en peligro la vida de los residentes de la zona donde no les importó absolutamente nada y se empezaron a tirar juegos pirotécnicos.