El delantero ecuatoriano y confeso hincha barcelonista, Felipe Caicedo acudió al juzgado de Valencia (España) en el primer día del juicio por el amaño de un partido de la liga española de fútbol en 2011 y en el cual es uno de los acusados.

Su compatriota Jefferson Montero también está implicado en el caso, pero no se ha confirmado su presencia en el lugar. El que también asistió fue Gustavo Munúa, exentrenador de Liga de Quito.

El partido en cuestión se remonta a la última jornada de la Liga 2010-2011. El Real Zaragoza evitó bajar a segunda división al imponerse al Levante (2-1) a domicilio, en Valencia, gracias a dos goles de Gabi Fernández.

Este jugador, actualmente en Catar, es uno de los 42 acusados junto con su entonces compañero de equipo Ander Herrera, fichado este verano por el París Saint Germain, y el entrenador en ese momento del Zaragoza, Javier Aguirre.

Precisamente, el mexicano Aguirre fue cesado como seleccionador de Japón en 2015 a causa de su implicación en este asunto.

La justicia sospecha que el Zaragoza ingresó 965.000 euros en las cuentas bancarias de algunos de sus jugadores y miembros del equipo técnico, para que a su vez lo entregaran a los jugadores del Levante, a fin de amañar el partido.

Según un auto del tribunal de Valencia, los jugadores del Levante que presuntamente recibieron el dinero redujeron de manera drástica sus gastos después de los hechos, sin dar una «explicación razonable» por ello. Esto constituye según el tribunal un «muy relevante indicio» de un posible amaño.

Inicialmente, un juez de instrucción había archivado la causa en 2017, pero ésta fue reabierta a raíz de un exitoso recurso de la fiscalía anticorrupción.

Fuente: Estadio