El centro delantero ecuatoriano quien fue anunciado la mañana del miércoles como nuevo refuerzo de Barcelona, ha encendido las alarmas del fútbol ecuatoriano, al estar supuestamente involucrado en la firma de dos contratos con clubes distintos.

En principio todo parecía ser una broma de mal gusto, o, una posible estrategia electoral contra Cevallos, sin embargo, los directivos de Macará confirmaron la información.

Pero la pregunta que se plantea el barcelonismo es: ¿Qué puede pasar si Jhon Jairo Cifuente no arregla esta situación?