Ángel Omar R. V., conductor del bus de la cooperativa Señor de los Milagros, es llamado a juicio como presunto responsable del accidente, ocurrido en el km 57 de la vía Cuenca-Molleturo, en agosto de 2018, en el que fallecieron 12 hinchas de Barcelona Sporting Club (BSC).

En la audiencia de evaluación y preparatoria de juicio, el juez Fabián Romo acogió el pedido de la fiscal Alexandra Maldonado y ratificó la medida cautelar de prisión preventiva contra el acusado, quien se encuentra prófugo. También confirmó el secuestro y prohibición de enajenar dos vehículos de su propiedad: un automóvil y una motocicleta. Asimismo, ratificó la prohibición de enajenar el bus, cuyo propietario es otra persona.

Entre los elementos de convicción, la Fiscalía también presentó las versiones de dos ciudadanos que acordaron con el procesado la contratación del bus. Uno de ellos viajaba cerca de la cabina y presenció el accidente.

También fueron expuestas las versiones del ayudante del bus y de varios pasajeros.

Al proceso se incorporó el informe de avalúo de los daños materiales del bus y de la baranda, certificados de la Agencia Nacional de Tránsito (ANT), la pericia de audio y video a las imágenes extraídas de la cámara de seguridad del bus, el informe técnico mecánico del sistema de frenos, los informes de las autopsias y las historias clínicas, y los reconocimientos médico-legales realizados a las personas heridas.

El hecho ocurrió la tarde del domingo 12 de agosto de 2018, cuando los hinchas de BSC regresaban a Guayaquil, luego de asistir a un encuentro de fútbol en la ciudad de Cuenca.

Según los informes de reconocimiento del lugar y reconstrucción virtual de los hechos, elaborados por peritos de la Oficina de Investigación de Accidentes de Tránsito (OIAT), Ángel Omar R. V. condujo sin presuntamente aplicar técnicas de seguridad vial, pues habría accionado de forma inadecuada y repetitiva el pedal de freno, proceso que cristalizó las zapatas y, como consecuencia, el vehículo se quedó sin frenos.

TOMADO DE: ESTADIO