Gonzalo Plata, quien se crió en la residencia del Independiente del Valle, alcanzó a jugar 13 partidos de la Serie A con el equipo principal, en el 2018. Apenas empezaba a despuntar en ese año y los cazatalentos europeos le pusieron el ojo.

El Sporting de Portugal lo observó por meses y, finalmente, lo fichó en enero pasado por cinco temporadas, con una cláusula de rescisión de USD 68,7 millones. Plata, de 18 años, es uno de los últimos talentos de Selección formados en la residencia del club de Sangolquí.

El modelo deportivo del cuadro rayado, que apuesta por la promoción de talentos, fortalece a la plantilla principal y, de paso, a la Tricolor. En los últimos cinco años, 21 jugadores que han vestido la camiseta del cuadro de Sangolquí han llegado a la Selección. Esto contrasta con años pasados, cuando jugadores de Barcelona, El Nacional, Liga y Emelec constituían la base del plantel nacional.

Para los mundiales 2002, 2006 y 2014 -por ejemplo- 40 jugadores de esos equipos fueron convocados por DT tricolores.

En Independiente, sus figuras emigran al poco tiempo de debutar en la Primera División. Santiago Morales, gerente de Independiente del Valle, dice que la intención es que los talentos jueguen algunas temporadas en la Serie A antes de salir, pero es inevitable desprenderse de ellos. Así ocurrió con Plata y Stiven Plaza (en el Real Valladolid de España).

Plata debutó con los negriazules en la Serie A el año pasado. Esta temporada integró la Selección Sub 20 campeona del Sudamericano y que alcanzó el tercer lugar de la categoría en el Mundial de Polonia y fue a vincularse a su nuevo club, en Portugal.

Jorge Célico dirigió al guayaquileño en la Sub 20. Ahora, el DT está al frente de la Tri mayor interinamente, y lo volvió a llamar para el amistoso ante Argentina, el 13 de octubre, en España. “Es un jugador que no tiene límites”, expresó el técnico y destacó su potencial futbolístico.

De los 21 jugadores de Independiente que han pasado por la Selección, 12 vivieron en la residencia del club por más de tres años. ¿Por qué ese plantel ha provisto de más jugadores en los últimos años a la Tri? El club gasta más de USD 1 millón en sus canteras y supera la inversión del resto de planteles de la Serie A en formativas.

Ahí reciben educación y formación social. Con ello, sus jugadores llegan a la mayoría de edad con una formación completa. Además, se estrenan en el equipo principal tras más de 60 partidos y participaciones en torneos internacionales juveniles.

“Eso les ayuda en su desarrollo y a tener más aptitudes para ser llamados a selecciones”, expresa Juan Carlos León, DT de la Reserva de IDV.

Eso sí, no todos los jugadores del Independiente que emigraron han podido consolidarse tras salir a otros planteles. Jefferson Orejuela salió en el 2016, tras jugar la final de la Copa Libertadores. Fue a Fluminense, donde estuvo una temporada y retornó al país para vincularse a Liga de Quito. ​

Uno de los jugadores que sí se mantiene fuera del país es Jhegson Méndez. El imbabureño juega en el Orlando City de la MLS y se ha ganado el puesto de titular con Célico. El volante, de 22 años, dice que su anhelo es jugar un Mundial y formar parte de la nueva generación de la Tri.

El español Iván Vásquez, director de las divisiones formativas de Independiente, explica que ahí los jugadores se forman para rendir a alto nivel.