Un grupo de aficionados ecuatorianos se manifestó en la puerta del estadio del Elche, donde se disputó el amistoso entre Ecuador y Argentina, luego de que el presidente Lenín Moreno​ ordenara este sábado el “toque de queda y la militarización” de Quito y sus alrededores por la violencia en las manifestaciones contra reformas económicas pactadas por su gobierno con el FMI (el Gobierno suspendería los subsidios al combustible, entre otras cosas que incluye un paquete de medidas de ajuste).

Desde que estallaron las protestas en Quito ya han muerto seis civiles y se registran unos 2.100 heridos y detenidos, según la Defensoría del Pueblo. Por este motivo y por falta de garantías, la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) suspendió la jornada de este sábado de la Copa Libertadores de fútbol femenino.

Los ecuatorianos se hicieron sentir también en España. “Ecuador S.O.S”, “Derogar decreto 883”, “Desde Valencia apoyamos al pueblo ecuatoriano”, decían algunos de los carteles que mostraron los simpatizantes ecuatorianos que se manifestaron desde el Viejo Continente con un mensaje para que lo viera el mundo.

¿Habrá paz? Según informó la oficina de la ONU en Ecuador, en un comunicado conjunto con la Iglesia, el gobierno de Lenín Moreno y el movimiento indígena llevarán a cabo una primera reunión de diálogo en busca de una solución a la crisis social que golpea al país, cuya capital se encuentra sometida al caos y a la violencia.

Fuente: Studio Fútbol