Cuando Barcelona perdía 1-0 ante Delfín de Manta, Jonatan Álvez tuvo una opción clarísima de gol, que pudo haber cambiado la historia del partido y de la Copa Ecuador.

ASÍ PASÓ