La salida de Leonardo Ramos ha traido mucha tela que cortar, ahora nos enfocamos en la parte de los entrenamientos, que el uruguayo en una entrevista en sus primeros días en Ecuador declaró que no tenía necesidad de entrenar a doble jornada como si lo hacía Guillermo Almada ya que sus entrenamientos si eran de calidad y bastaba con una sola jornada y durante el transcuros de varios meses que estuvo en el club, los jugadores padecieron de problemas físicos sobretodo en los partidos jugados en la altura. 

Ahora con la llegada de Tabaré Silva para los partidos de playoffs, en la primera semana de entrenamiento planificó ya dos días con trabajos a doble jornada tanto este miércoles como el viernes para repotenciar y poder llegar en las mejores condiciones al partido con Aucas.