José Francisco Cevallos aseguró que las millonarias deudas heredadas impidieron el crecimiento de Barcelona. A su criterio, de no haber tenido que cancelar a sus acreedores que pusieron juicios en la FIFA, al club le habría quedado un superávit de USD 6 millones.

En una entrevista concedida a Radio Huancavilca (830 AM, en Guayaquil), este jueves 7 de noviembre del 2019, el aún presidente canario destacó su labor al frente del club en cuatro años.

En la parte económica, el exgolero destacó que lidió con constantes amenazas de suspensiones. Incluso, «si no hubiéramos pagado las deudas de FIFA, hoy hubiéramos entregado el club con un superávit de USD 6 millones, pero en el 2018 nos llegaron cinco deudas de FIFA. Sin eso, ahora habríamos cancelado lo de (Ariel) Nahuelpán, por ejemplo, pero debíamos escoger pagar lo urgente para evitar resta de puntos y pérdida de categoría».