CORTESÍA: EL UNIVERSO

El exzaguero Marcelo Velazco llegó a Ecuador en el 2001 y aquí extendió su carrera hasta los 39 años, cuando militó en la temporada 2009 en Técnico Universitario, Aucas, Deportivo Cuenca (donde encontró un lugar en la historia al ser parte del plantel morlaco que se coronó campeón por única vez, en el 2004), Deportivo Quito y Macará. Y ahora, sin tenerlo en sus planes originales al inicio del 2019, el charrúa que ya se nacionalizó está en Barcelona. Llega a ‘préstamo’ desde el club azuayo, que no accedió a los playoffs. Como asistente del DT uruguayo Tabaré Silva fueron fichados de urgencia y temporalmente para buscar el título, tras la renuncia de Leonardo Ramos. ¿Y si se coronan con toreros? Esa pregunta y otras le respondió Velazco a este Diario.

¿Qué pasará si Barcelona es campeón con ustedes? Tal vez no los dejen volver al Deportivo Cuenca.

Tenemos claro que estamos para los playoffs, eso fue lo que estipuló. Obviamente, en caso de ser campeones eso (seguir) ya no está en nuestras manos. Llegamos con Tabaré con mucha responsabilidad e ilusión y conscientes de que nos jugamos la oportunidad de oro de ganar un título. A quién no le agradaría quedarse en Barcelona; pero insisto, eso no dependerá de nosotros.

¿Se ven en la final del campeonato?

Sí. Obviamente los partidos hay que jugarlos, ningún equipo es fácil, pero tenemos plena confianza en el equipo que tenemos. Apuntamos a jugar los seis partidos.

Muchas veces se dice que se necesita tiempo para conocer al plantel, para que el DT imponga su filosofía. En este caso no hay tiempo. ¿Cómo han trabajado en ese aspecto?

Muy bien. Nos conocemos todos en el fútbol ecuatoriano. Por haber enfrentado a Barcelona (con el Cuenca) y ver los fines de semana fútbol, no hay ningún misterio. Nos enfocamos en el sistema táctico que emplea Tabaré, en defensa y en ataque.

¿Qué tan complicado es tomar al club en esta fase?

Esto es un desafío porque hay un gran plantel para competir contra cualquier equipo. Por lo que genera a nivel nacional Barcelona es el equipo más popular del país.

¿Por qué algunos ven como negativo este ‘préstamo’ de cuerpo técnico si el Cuenca ya estaba eliminado?

La gente habla. Algunos estarán de acuerdo y otros no. Acá venimos a trabajar con mucha ilusión. Nuestro contrato (con el Cuenca) había terminado, si bien es cierto que vamos a empezar el 2020 con ese club, pero no hay nada de malo. Habría sido diferente si el Deportivo Cuenca llegaba a los playoffs; habría otra cosa. Es muy buena esta oportunidad de trabajo que se nos brinda y la vamos a aprovechar al 100.

¿Cómo se produjo el acercamiento?

José Francisco Cevallos llamó a Tabaré y le dijo que había la posibilidad (de dirigir) en los playoffs. Tabaré me comentó que si se daba, me traía y le voy a agradecer eternamente esta posibilidad que me dio.

Iniciarán contra Aucas, ante el que se coronó con el Cuenca (2004).

Es un equipo difícil, muy duro y más de local. Pero estamos más enfocados en nosotros. Obviamente, analizamos los detalles del rival. Me ha ido bien contra Aucas; cuando fuimos campeones le ganamos 3-2. Espero que esta vez no sea la excepción y que sigamos sacando buenos resultados ahí (en el Gonzalo Pozo).

Gabriel Schürrer, DT de Aucas, dice que Barcelona se puede arrepentir de haberlos elegido como rival.

Si uno entiende el fútbol (sabe que), Barcelona no eligió a nadie. Perdió Católica (tercero, con 53) puntos), que si ganaba a su rival, de local, llegaba segundo. Barcelona hizo lo que tenía que hacer. No es que ganó para enfrentarse al Aucas. Esas declaraciones (de Schürrer) están de más.

Si se pudiera elegir rival para una final, ¿cuál sería?

Si se quiere ser campeón, hay que vencer a todos los rivales. No estamos pendientes de con quién nos gustaría jugar, sino que estamos preocupados en ganar nosotros.

¿Qué tipo de juego es el que practica Tabaré Silva?

Es ofensivo, sin descuidar la parte defensiva. Tenemos aquí para escoger cualquier tipo de sistema porque hay muchos jugadores de muy buen nivel y de mucha jerarquía. La idea es sacar un buen resultado en Quito para definir de locales.

¿El plantel se ha adaptado a su esquema de juego?

Sí, no ha variado mucho el sistema. Es bastante parecido al que usaba (Guillermo) Almada. Los jugadores ya están adaptados a esto, pero trabajamos en jugadas de pelota quieta, de acuerdo con el rival con el que jugamos,
en este caso Aucas. Estos son jugadores profesionales.