Serán las manos del Barcelona para el 2020. El argentino Javier Burrai llega al cuadro amarillo, después de dos temporadas con el Macará a donde llegó a mediados del 2018. Viernes 3 de enero del 2020, ya entrena con el ídolo en el complejo del Club Galácticos.

Todos conocen sus dotes de golero, pero ¿quién es Javier Burrai?

Nació en San Nicolás, Buenos Aires, Argentina, es golero y ha estado en: Guillermo Brown, Arsenal de Sarnandí, Sarmiento, Gimnasia de Jujuy y Macará.

¿POR QUÉ ARQUERO?

Cuando todos querían anotar goles, Burrai de pequeño ya estaba en el arco: “A los seis años ya se iba solito a buscar los guantes”, a quien primero trató de tapar los goles fue a su padre, quien le hizo los primeros disparos.

“No soy el típico delantero que se hizo golero. Seguro que era malo con los pies, pero esto lo vengo haciendo desde los seis años. Con mi padre quería hacer goles y me agarraba para practicar. El arco es el puesto donde se puede aprender todos los días y hasta de los que recién comienzan”, le dijo Burrai

ADMIRADOR

“Siempre se aprende de ellos. Creo que el alemán del Barcelona de España, Marc-André ter Stegen, es el mejor”.

FUERA DE LA CANCHA

Hace pocas semanas en Ambato, Burrai estrenó un restaurante parrillada, porque dice que el fútbol no es para siempre.

“La vida va más allá de una cancha de fútbol, siempre es bueno experimentar cosas que ayuden a crecer”, le comentó a EXTRA sobre ese tema y entre risas dijo: “En la parrilla estoy bien, en la cocina no tanto. Me gusta lo que hago”.

ADAPTACIÓN

Burrai llegó a Guayaquil el 26 de diciembre y antes de la pretemporada ha tenido una adaptación obligada al calor de Guayaquil. Se sonríe cuando le dicen que los días más calurosos han sido los finales del 2019 y los primeros del 2020.

¿QUIÉN LO TRAJO?

Media temporada del Macará en el 2018, los celestes andaban buscando un arquero, y fue Juan Manuel Tévez quien les dijo a los dirigentes y al profesor Paúl Vélez, que conocía a Javier Burrai como un gran golero.

“Juan Tévez dio referencias sobre mí. Fuimos compañeros de equipo en Argentina” expresa Burrai.

ANTE BARCELONA

El estadio Monumental es su nueva casa. Nunca olvidará el debut que tuvo en esa cancha.

Resulta que era su primer partido, Macará ganó, pero Juan Dinenno le hizo un gol, pero luego le tapó un penal en el año 2018.

LLEGA AL ÍDOLO

Macará le debía 27.000 a Burrai, por 2 meses de sueldo ($ 16.800) ganaba $ 8.400 de sueldo y $ 9.000 de premio por llegar a Copa Libertadores. Más $ 1.200 de la garantía del departamento donde vivía. La cláusula de rescisión era de $ 200.000, menos lo que le debían, el golero depositó un cheque por $ 173.000 a nombre de Macará en la Ecuafútbol. Llega a Barcelona por 4 años.

CORTESÍA: DIARIO EXTRA

VIDEO