Según pudimos conocer previo al inicio de la Noche Amarilla se hicieron pruebas de sonido a un nivel de volumen normal, con buena presión sonora y todo estuvo bien. Cuando empezó el show, el sonidista de planta estuvo a cargo de casi todos los artistas,  excepto Los Intrépidos y Gianpiero Zunino que fueron con sus sonidistas, inclusive ahí todo estuvo perfecto.

Cuando entró Greeicy, como es obvio sus colaboradores tomaron el control de la consola y equipos. Su cuerpo técnico subió el volumen demasiado, tanto que hizo saturar el sistema de audio y provocó baja tensión de energía y se reseteé el equipo donde están conectados los monitores, desencadenando en problemas para que la cantante pueda escuchar la musicalización y lastimosamente se pierda en el tiempo de la canción.

FUENTE: DEPORVITO