El defensor argentino Lautaro Valenti, quien el pasado viernes disputó los noventa minutos ante Aldosivi, fue secuestrado en la madrugada del sábado en Avellaneda y tras pagar el pago a los extorsionadores fue liberado.

Según informan los medios argentinos, Valenti tenía permiso especial, ya que había sumado su quinta tarjeta amarilla, y decidió pasar tiempo con su familia en Avellaneda.

En la madrugada, el futbolista se encontraba junto a su pareja y fue secuestrado mientras pedía pizza, horas después su representante pagó el rescate y el jugador de 21 años fue liberado sin lesión alguna.

Fuente: Studio Fútbol