Uno de los sabores más amargos en la historia de Barcelona es la final de Copa Libertadores 1990 cuando el ídolo perdió la final ante Olimpia, en donde hubo ciertas jugadas extrañas.

David Bravo, jugador de aquella época, en una nota con El Universo confirmó que a ellos les robaron esa final.

A continuación la nota completa con el ex-jugador de Barcelona SC:

‘En 1990 nos robaron la final de la Libertadores’, dice David Bravo, exvolante de Barcelona SC

David Bravo (nacido en 1963) sigue ligado a Barcelona. No solo en plano laboral, como director de la Escuela de Fútbol del club, en Manta, también por cariño, nostalgia, orgullo. Todo eso se nota cuando el popular Cholo habla de su gran época de futbolista torero (entre 1990 y 1992), que fue breve, pero fecunda. Bravo era un mediocampista ofensivo inteligente que fue pieza clave en la clasificación a la final de la Copa Libertadores de 1990. Mantuvo una emotiva charla con Diario EL UNIVERSO.

¿Cómo llegó a Barcelona?

Para mí fue una sorpresa. En ese tiempo (1990) llegar a Barcelona era muy difícil. Había escuchado en las radios que jugadores de Filanbanco iban a ir al club y entre esos estaba mi nombre, pero no lo creía. Mis vecinos me decían lo que informaba la prensa y luego llegaron periodistas de radio y televisión a mi casa. Ahí recién creí que todo se había concretado para jugar en Barcelona: luego hablé con Isidro Romero (presidente torero) y me confirmó todo.

Usted jugó en el Barcelona que llegó por primera vez a una final de la Libertadores, ¿Qué recuerda?

Hay muchos recuerdos. Fue clave mantener la humildad, la unidad del grupo y tener mucho acercamiento con los dirigentes; Isidro siempre estaba con nosotros. Hicimos una familia. Isidro siempre organizaba reuniones con nuestras familias; todo ese fue la clave para llegar lejos. Hay cosas que no se olvidan, que dan nostalgia. No ganamos la final (ante Olimpia) pese a tener un equipo para hacerlo. Eso ocurrió porque hubo cosas raras y nos quitaron la oportunidad de ser el primer equipo ecuatoriano campeón de la Copa Libertadores.

¿Qué cosas raras hubo?

Nosotros atacábamos, pero hubo mano negra porque Manuel Uquillas hizo un gol legítimo y si lo validaba el árbitro (argentino Juan Carlos Loustau) cambiaba todo. Teníamos equipo para remontar (el 2-0 de la ida). Eso nos bajoneó. Luego el Loco (Luis Alberto) Acosta ejecutó un penal y lo atajaó (Éver Hugo) Almeida porque se salió y el juez no lo hizo repetir, favoreciendo al infractor. Nos preguntabámos por qué Loustau favoreció al infractor. Pudimos haber igualado el global, tal vez nos definíamos en los penales o les hacíamos otro gol. Fue un robo descarado en el estadio Monumental (la vuelta fue 1-1, con gol de Marcelo Trobbiani para Barcelona.

¿Qué puede decir del técnico Miguel Brindisi?

Lo recuerdo mucho porque siempre me dio la oportunidad de jugar, a veces como titular y otras de ser la primera opción para entrar al cambio. Es una buena persona, humilde y muy trabajador. Nos ayudó bastante con su experiencia, con los consejos que nos dio.

En el 2015 Brindisi le contó a este Diario que la noche que clasificaron a la final, tras eliminar a River, lo impactó la algarabía que había en la ciudad y la fiesta afuera del hotel donde se concentraban.

Siempre que voy a la ciudad cuando paso por el Grand Hotel Guayaquil se me eriza la piel porque cuando salíamos de ahí rumbo al Monumental había una multitud que nos saludaba, nos apoyaba. Esa noche fue inolvidable. La afición nos agradeció el esfuerzo hecho para llegar a la final; todos estaban con Barcelona. No me olvido de nada de lo que vivimos y lo valoro y hoy que ya no juego me llena de nostalgia.

El Loco Acosta cree que ese Barcelona que fue finalista en 1990 es el mejor de todos los tiempos

Creo que sí fue el mejor. Era un equipo luchador, que llegaba mucho (al arco rival), que hacía muy bien las cosas. Estoy de acuerdo con Acosta. Barcelona jugaba de igual a igual en cualquier lado, sea en Argentina, Uruguay, Bolivia. Esa siempre fue nuestra mentalidad como equipo.

¿Cómo ve a Barcelona en esta edición de Copa?

Muy bien, con un buen juego. Creo que está para pasar la fase ante Sporting Cristal; esperemos que todo salga bien e ir a Perú por la clasificación, porque todo partido es difícil. Ahora hay más posibilidades de clasificar a otras copas, como la Sudamericana.

¿Por qué Barcelona sufre de tantos líos financieros?

Todo pasa por cómo se firman los contratos. Los dirigentes no deben firmar contratos con cifras escalofriantes y esto es lo que tiene al club en problemas económicos. Barcelona no ha finiquitado ciertos contratos cuando debió hacerlo.

¿Qué le parece el retorno de Filanbanco al fútbol?

Lo supe por la prensa y lo vi en las redes sociales. Me parece muy bien que salga un club con el mismo nombre, eso es muy importante. Tengo muchos recuerdos porque ese equipo que me dio la oportunidad de jugar en las divisiones de ascenso, la serie A y la Copa Libertadores. Era uno de los animadores del campeonato nacional.

¿Por qué Filanbanco no pudo ser campeón?

Son cosas que se dan en el fútbol. Por ejemplo, en 1987 peleamos el título con Barcelona, pero Filanbanco (fue segundo) no tenía mucha hinchada pese a ser un equipo que protagonista, que jugaba bien a donde iba. Nosotros queríamos ser campeones, tuvimos buenos técnicos, como Luis Santibáñez, Luis Grimaldi, Ernesto Guerra, pero no se pudo ganar la corona. Sin embargo, fue importante llegar a la Copa Libertadores (1988).